Ópera House de Sídney, un Patrimonio de la Humanidad

Un edificio famoso y distintivo

La Ópera House de Sydney un Patrimonio de la Humanidad, es un centro de artes escénicas de múltiples espacios en el puerto de Sídney en Australia que se ha convertido en uno de los edificios más famosos y distintivos del siglo XX. Con respecto a su diseño, el mismo estuvo bajo la responsabilidad del arquitecto danés Jørn Utzon, quien ganó el concurso internacional para dicho propósito en el año 1957.

Video de visita detallada a Sidney Ópera House

¿Por qué se construyó la Ópera House de Sidney?

En el año 1940, el director de la Orquesta Sinfónica de Sidney, Eugene Goosens, sugirió la construcción de un espacio para realizar actividades culturales y artísticas a gran escala. Diez años después, un comité aprobó el llamado a un concurso para tal fin con un premio en metálico de cien mil dólares. De esta manera, se recibieron 233 proyectos de un total de 30 países, resultando ganador el arquitecto Jørn Utzon.

Inauguración de la Ópera House de Sidney

El edificio se inauguró formalmente el 20 de octubre de 1973. Previamente, el Gobierno de Nueva Gales del Sur, liderado por el primer ministro, Joseph Cahill, autorizó el trabajo para comenzar en 1958 con Utzon dirigiendo la construcción. No obstante, la decisión del gobierno de construir el diseño de Utzon, se vio ensombrecida en varias ocasiones por las circunstancias que siguieron, incluidos los excesos de costos y programación, así como la renuncia definitiva del arquitecto.

Ubicación de la estructura

El edificio y sus alrededores ocupan todo el punto de la península de Bennelong en la bahía de Sydney, exactamente entre Sydney Cove y Farm Cove. Es decir, la Ópera House de Sidney se encuentra adyacente al distrito comercial central de Sydney y los Royal Botanic Gardens y cerca del puente del puerto de Sydney.

Actividades con numerosos artistas

La obra consta de múltiples salas de espectáculos, que en conjunto albergan más de mil quinientas actuaciones al año, a las que asisten más de un millón de personas. Las presentaciones son realizadas por numerosos artistas, incluidas tres compañías residentes: Ópera Australia, la Sydney Theatre Company y la Sydney Symphony Orchestra.

Ocho millones de personas al año

Esta hermosa estructura australiana es visitada por más de ocho millones de personas anualmente, y aproximadamente trescientos cincuenta mil visitantes realizan una visita guiada por el edificio cada año. Por otra parte, la administración del mismo está a cargo del Sydney Ópera House Trust, una agencia del Gobierno del Estado de Nueva Gales del Sur.

La Ópera House de Sídney un Patrimonio de la Humanidad

El 28 de junio de 2007, la Ópera de Sydney se convirtió en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, después de haber sido incluida en el Registro (ahora desaparecido) del Patrimonio Nacional desde 1980, así como en la Lista de Patrimonio Nacional de Australia desde 2005. Además, la Ópera fue finalista en la lista de la campaña de las nuevas siete maravillas del mundo.

La Ópera de Sidney tiene un diseño expresionista

La instalación presenta un diseño expresionista moderno, con una serie de grandes “conchas” de hormigón prefabricado. Referente a ello, cada una está compuesta de secciones con una esfera de 75.2 metros de radio, las cuales forman los techos de la estructura que está ubicada en un monumental podio. Asimismo, el edificio cubre 1.8 hectáreas de tierra y tiene ciento ochenta y tres metros de largo y ciento veinte metros de ancho.

Sesenta y siete metros sobre el nivel del mar

La Ópera House de Sidney, se apoya en quinientos ochenta y ocho pilares de hormigón hundidos hasta veinticinco metros debajo del nivel del mar. En efecto, el punto más alto del techo es de sesenta y siete metros sobre el nivel del mar, que es la misma altura que la de un edificio de veintidós pisos. Cabe resaltar, que el techo está hecho de 2194 secciones de concreto prefabricado, que pesan hasta quince toneladas cada una.

Recorridos guiados

El edificio de esta maravilla arquitectónica, alberga un estudio de grabación, cafeterías, restaurantes, bares y puntos de venta. El caso es que hay recorridos guiados que incluyen un paseo por los espacios del frente de la estructura y una visita a las áreas que están detrás del escenario. En consecuencia, los visitantes conocen áreas normalmente reservadas para artistas y miembros del equipo de trabajo.

Por Licenciada Nury Sandoval

Impactos: 179

Comparte en tus redes sociales

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *