Coliseo de Roma, el anfiteatro más grande de su época

El anfiteatro más grande de su época

El Coliseo de Roma, también conocido como el Anfiteatro Flavio, con su forma ovalada, está localizado en el centro de la ciudad de Roma, Italia. Dicho monumento, fue construido con piedra caliza de travertino, toba (roca volcánica). Según los estudios, fue el anfiteatro más grande de su época y con capacidad para 50,000 espectadores.

El Coliseo de Roma

En 2018, fue la atracción turística más popular del mundo, con 7,4 millones de visitantes.

El Coliseo de Roma fue nombrado “Flavio” por su relación con este apellido

El Flavio, está situado al este del Foro Romano y su construcción comenzó bajo el emperador Vespasiano en el año 72 d.C. En relación a esto último, se debe mencionar que la obra se completó en el año 80 d.C. bajo su sucesor y heredero, Tito. De este mismo modo, se hicieron modificaciones adicionales durante el reinado de Domiciano (81–96). Lo curioso, es que estos tres emperadores son conocidos como la dinastía Flaviana y el anfiteatro fue nombrado con el latín Flavio por su asociación con ese apellido.

El Coliseo de Roma era usado para concursos de gladiadores

Esta obra monumental de la antigüedad, pudo haber albergado, a lo largo de los siglos, un estimado de 50.000 a 80.000 espectadores durante sus diversas renovaciones. Quizás se puede aseverar que su una audiencia promedio fue de unas 65.000 personas. En particular, se usó para concursos de gladiadores y espectáculos públicos como simulacros de batallas navales, caza de animales, ejecuciones, recreaciones de batallas famosas y dramas basados ​​en la mitología clásica. El edificio dejó de ser utilizado para el entretenimiento a principios de la Edad Media.

Es una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo

El Coliseo sigue siendo un símbolo icónico de la Roma imperial y figura como una de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo. En cualquier caso, es una de las atracciones turísticas más populares de Roma y sigue teniendo vínculos con la Iglesia Católica Romana. El caso es que, cada Viernes Santo, el Papa dirige una procesión de “Vía Crucis” iluminada por antorchas la cual comienza en el área alrededor del Coliseo.

El nombre original del Coliseo

El nombre original del Coliseo, en latín, era Amphitheatrum Flavium, a menudo llamado simplemente como Anfiteatro Flavio. Ahora bien, como hemos dicho, el edificio fue construido por emperadores de la dinastía Flaviana, siguiendo el reinado de Nerón y de allí el nombre Flavio.  En consecuencia, este nombre todavía se usa en inglés moderno, pero en general la estructura se conoce mejor como el Coliseo.

El Nombre oficial en la antigüedad

En la antigüedad, los romanos pueden haberse referido al Coliseo por el nombre no oficial: “Amphitheatrum Caesareum” (Caesareum, un adjetivo perteneciente al título César), pero este nombre puede haber sido estrictamente poético ya que no era exclusivo del Coliseo de Roma. En otro orden de ideas, y según la historia, más de 9.000 animales salvajes fueron asesinados durante los juegos inaugurales del anfiteatro y se emitieron monedas conmemorativas en aquella celebración.

La relación del Coliseo de Roma con la estatua de Nerón

A propósito del nombre Coliseo, se cree que el mismo deriva de una estatua denominada el Coloso de Nerón que una vez estuvo cerca. Dicha estatua fue remodelada más tarde por los sucesores de Nerón a semejanza de Helios (Sol) o Apolo, el dios del sol, al agregar la corona solar apropiada. En aquellos tiempos, la cabeza de Nerón fue reemplazada varias veces por la de los emperadores sucesivos. A pesar de sus vínculos paganos, la estatua se mantuvo en pie en la Edad Media y muchos le atribuyeron poderes mágicos.

El Coliseo de Roma de hoy

El Coliseo de hoy es ahora una importante atracción turística en la ciudad con miles de turistas entrando para su interior. Ahora hay un museo dedicado a Eros ubicado en el piso superior de la pared exterior del edificio. Además, gran parte del piso ha sido remodelada. En el verano de 2010, se abrió al público una red de pasadizos subterráneos que alguna vez se utilizaron para transportar animales salvajes y gladiadores a la arena del Coliseo.

Horarios y precios del Coliseo

El Coliseo recibe a los visitantes todos los días en horario de 8:30 horas hasta las 19:00 horas. Se puede llegar a través del metro: Colosseo, línea B. Por otra parte, el precio de las entradas puede variar si se trata de ciudadanos de la Comunidad Europea, pero en general alcanza los 12 Euros. Recomendamos a los visitantes aprovechar de ir al Arco de Constantino que queda a 144 metros de distancia, a la Basílica de San Pietro in Vincoli que está a 421 metros, la Basílica de San Clemente a 473 metros, el Palatino a 478 metros y al Foro Romano que queda a 511 metros aproximadamente.

Por: Profesor Ángel Marino Ramírez V.

Impactos: 228

Comparte en tus redes sociales

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *